12 de agosto de 2012

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María: Guión litúrgico para la Misa



INTRODUCCIÓN:

Festejamos hoy la Asunción de la Virgen María, conmemorando que la Madre de Dios, al final de su vida terrena, fuera elevada en cuerpo y alma al cielo.
La Santísima Virgen María es la primera, dentro de los hijos de la Iglesia, que fue redimida por Cristo. Inmaculada desde su concpeción, fue siempre fiel a la voluntad de Dios. Al finalizar su peregrinación terrena fue asunta en cuerpo y alma por el Señor. Nosotros también esperamos un día la misma dicha.
Pediremos en esta Eucaristía al Señor, por intercesión de nuestra Madre celestial, la gracia de participar con ella de su misma gloria.
Que la omnipotencia suplicante de la Nueva Eva nos ayude a vivir como Ella, confiando que quienes vivimos unidos a Jesucristo, el único Salvador, alcanzaremos la Vida eterna.
Comenzamos la celebración de la Santa Misa cantando…

LITURGIA DE LA PALABRA:

María santísima fue siempre dócil a la Palabra de Dios. Ante el anuncio del Angel la Palabra se hizo Carne en ella. Abramos nuestro espíritu a la Palabra que hoy escuchamos en esta liturgia de la Iglesia de la cual María es proclamada como Madre.

ORACIÓN DE LOS FIELES:

A cada intención respondemos: “Por María, escúchanos, Señor”.

-Por la santa Madre Iglesia, que se alegra por la gloria a la que fue llevada la Virgen María, oremos hnos…

-Para que la Santísima Virgen María, sea la Estrella que guíe a los hombres en medio de las tormemtas y los lleve al encuentro de Jesús, oremos hnos...

-Para que la Santísima Virgen María sea un modelo de virtud a seguir por nuestros jóvenes, oremos hnos....

-Para que nuestros hogares sean fiel reflejo del hogar de Nazareth y Cristo reine en los corazones como reinó en el Corazón Inmaculado de María, oremos hnos......

-Para que, como la Santísima Virgen María en la Anunciación, sepamos aceptar lo que Dios nos pide, oremos hnos…

OFERTORIO:

Le ofrecemos a nuestro Dios este pan y este vino, como símbolo de nuestro trabajo, y lo hacemos de la mano de la Virgen María que siempre nos conduce al encuentro de Jesús. María es hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo, Sagrario y Esposa de Dios Espíritu Santo. Que esta liturgia que estamos celebrando rinda honor y gloria a la Trinidad.
Cantamos...

COMUNIÓN:

Nos acercamos a recibir a Jesús, hijo de la Santísima Virgen María, para nutrirnos en Él, y convertirnos en cristianos sólidos y comprometidos con todos los valores evangélicos. María, mujer Eucarística, se nos presenta como modelo para recibir con fe ante el Misterio del Cuerpo y la Sangre de Jesús presente verdadera, real y sustancialmente en este admirable sacramento.
Cantamos...

DESPEDIDA:

María Santísima nos indica el camino para llegar a Jesús. Ella ha alcanzado la corona de gloria que no se marchita después de haber librado el combate en este mundo. Que nuestra vida sea un camino de fidelidad a Dios y una búsqueda que culmine con su encuentro en el Cielo donde Dios será todo en todos.
Cantamos la Salve Regina.